Archivo | marzo, 2012

VIAJE A NINGUNA PARTE

19 Mar

Hay días en los que te pierdes aunque sepas exactamente en el punto en el que estás.

A veces los caminos se tergiversan de tal forma que parece que esa amalgama de direcciones jamás volverá a ver la claridad.

Ocasiones en las que las oportunidades perdidas hacen eco de tal forma que resuenan en tu corazón como si estuviera hueco. El dolor mitigado renace, las heridas cerradas brotan de nuevo.

Momentos en los que deseas que el cielo te caiga encima para poder tocar aunque sólo sea por un segundo, antes de morir, una estrella.

Sueños que nos desgarran ante la posibilidad de que sólo queden en eso, en ilusiones, en reflejos en el agua que se desdibujan con el paso de la corriente.

Lugares que nos recuerdan lo que hemos vivido o lo que deseamos que pasara.

Miradas que matan.

Palabras que desarman.

Canciones que se acomodan a tu vida como si fuesen una descripción.

Caminos oscuros que tomaste pensando en la luz que habría algún día; en la luz que llegaría y no encuentras.

Hay días en los que te pierdes aunque sepas exactamente dónde estás.