Archivo | mayo, 2012

Por siempre jamás

28 May

Nos prometimos aquella noche

Algo que sabíamos, no íbamos a cumplir.

Hicimos parar al tiempo

Y bajo la luna quisimos describir

El fulgor de un sentimiento

Cosas intangibles, deseos, sueños sin fin,

Teñidos con la locura

De una noche de verano, de historias por escribir.

 

Por siempre jamás,

Dime que tu amor no tiene final.

Por siempre jamás,

Que no es un cuento y no se va a acabar.

Por siempre jamás,

Que juntos nada nos pueda parar,

Por siempre jamás.

 

Mentirnos no fue el mayor derroche

Fue que ya sabíamos, no íbamos a cumplir.

Por su peso fue cayendo:

“Se acabó el sentido”, “Esto no es lo que elegí”.

El fallo en fin fue creernos

Todas las palabras, los versos, tinta y carmín

Teñidos con la locura

De pasiones desbocadas, ilusión por compartir.

 

Por siempre jamás,

Chocó utopía contra realidad.

Por siempre jamás,

Los cuentos siempre tienen un final.

Por siempre jamás,

Va siendo hora ya de despertar

Por siempre jamás.

 

Escribimos un capítulo robándolo a la soledad,

Fuimos estrellas fugaces, que así como vienen se van

 

Por siempre jamás,

Dime que nunca me vas a olvidar.

Por siempre jamás,

El amor no se puede controlar.

Por siempre jamás,

Si se hunde el barco yo no sé nadar.

Por siempre jamás,

Obvia si puedes tu fragilidad…

Una vez más.

Por siempre, jamás.

Cada vez que te sueño

21 May

A veces apareces en mis sueños y aún me extraño. A pesar de saber que, cada día, parte de mis pensamientos van dirigidos a ti.

A veces simplemente te paseas y no dices nada.

Otras apareces y me asusto. Me pregunto cuánto tiempo has estado ahí para dejar de ser un observador de mis actos y empezar a formar parte de ellos. Y me sorprendo al darme cuenta de mi asombro porque sé que, en algún momento, he hecho algo que desencadene tu entrada en escena.

La lástima es que el final siempre es el mismo. Ni si quiera soy capaz de manejarte en mis sueños. Cada vez que te sueño llega el momento en el que te marchas y yo no quiero que te vayas pero veo cómo te alejas, impasible.

Cada vez que te sueño me levanto un poco más triste. Porque me doy cuenta de que ni en sueños soy capaz de soñarte amándome.

Amar, te amé

10 May

Al cerrar los ojos

Pienso en ti

Y me sumo en la cadencia de los días

Al cerrar los ojos

Pienso en ti

En una canción fugaz y tardía

 

No puedes pedir lo que nunca existió

No me cuestiones a mí lo que es cosa de dos

 

Porque yo,

Amar, te amé

Pero en otras circunstancias

En el eco de otra melodía

Yo amar, te amé

En un mar de marejadas

En la tierra prometida

Yo te amé

 

Todos los recuerdos son carmín

En el cuello blanco de una camisa

Todo lo que quieres es vivir

Algo que pasó  dejando herida

 

Sabes que no puedes recuperar

Los sentimientos que has extinguido

Quizá debieras reflexionar

Antes de pedir el infinito

 

No puedes pedir lo que nunca existió

No me cuestiones a mí lo que es cosa de dos

 

Porque yo,

Amar, te amé

Pero en otras circunstancias

En el eco de otra melodía

Yo amar, te amé

En un mar de marejadas

En la tierra prometida

Yo te amé

 

Porque yo,

Amar, te amé

Pero en otras circunstancias

En el eco de otra melodía

Yo amar, te amé

Y ya no puedo cambiarlo

No vuelvo a sentir lo que sentía

Amar, te amé.

 

El cazador

1 May

“Tras dar un paseo con su presa, el cazador se apiadó.

Había visto la bondad en sus ojos y lo que había sido fácil, se había vuelto complicado de tal modo que no sería capaz de ejercer su oficio.

Entonces, en un momento de lucidez el cazador apuntó a su presa y gritó – ¡Huye!-. La presa no entendía muy bien qué estaba pasando pero al ver al cazador con el arco tensado y la flecha apuntándole, echó a correr.

El cazador sabía bien lo que ocurriría al no poder cobrar la pieza que le habían encargado, sí. Se había jugado más de lo que podía apostar pero, aun sabiendo que el castigo que recibiría podía entrañar la muerte, no tuvo la frialdad de despojar la vida a aquella criatura. “

– No puedo.-

+ ¿No puedes o no quieres?-

-No puedo.-

+ ¿Por qué, he hecho algo mal?-

-No.-

+Explícamelo, por favor.-

-Verás, no es fácil. Me gustaría poder responder como esperas que responda…-

+¡Pero si yo no espero nada!-

-Escúchame primero. Tú crees que no esperas nada, pero lo haces. Se que lo más sencillo sería dejarme llevar y lo he hecho durante casi dos meses. Me he sentido bien a tu lado pero no puedo darte lo que me pides aunque no me hayas dicho lo que sientes. Tú no te das cuenta pero lo veo en tus gestos y en tus palabras. Y me gustaría poder dártelo, de verdad, pero no puedo hacerlo.-

“Tras dar un paseo con su presa, el cazador se apiadó.

Habría sido una presa fácil de cobrar pero al verla confiar ciegamente, al comprobar que comía de su mano, todos sus argumentos se desbarataron y la dejó escapar.

El cazador sabía bien lo que ocurriría al no poder cobrar la pieza que le habían encargado, sí. Se había jugado más de lo que podía apostar pero, aun sabiendo que el castigo que recibiría podía entrañar la muerte, no tuvo la frialdad dejugar a ser un dios con la vida de aquella criatura. “

Y quien dijo vida, lo confundía con amor.