Tag Archives: canciones

Ya no se nos oye

21 Nov

Y decidí pedirle canciones a la radio
Para no pedírtelas a ti
Que el sentimiento se nos va cristalizando
Y ya no se nos oye reír.

He visto a la luna
colgarse en los tejados
de un oscuro y frío Madrid
Y me traslado a alguna noche de verano
cuando aún estabas aquí.

Se me acaban las excusas
y aún flaquean mis fuerzas.
¡Qué difícil se hace todo
dando más vueltas de tuerca!
Me desvelo en la agonía
de la falta de tibieza.
No escribo al derecho un verso
y al revés ya no me renta…

Y decidí pedirle canciones a la radio
para no pedírtelas a ti
que revolver entre las frases que creamos
me retiene en este jardín

He visto la nieve
posarse entre los nardos
mientras se escuchaba un chotis

y ver en Sol adornos, luces y regalos…

Ya no se nos oye reír.

Tejados de Madrid

Eso lo pongo yo

2 Feb

Llevaba días pensando en lo mismo y aquello le atormentaba.

Le atormentaba la importancia que había cobrado en algún momento el sonido de su voz.

Ya no se acordaba de su voz. Empezaba a no acordarse de nada.

Envuelta en música ya nada era igual.

Al principio todo eran sueños y deseos e ilusión. Las canciones eran alegres y divertidas o románticas.

Ahora la canción era una balada y ella seguía siendo… Ella seguía siendo nada.

Bucenado entre melodías encontró una estrofa que se quedó prendida entre sus ideas: “Lo bueno te lo puse yo”.

Y se reflejaba en ella como si hubiera sido de su creación.

¿Quién conoce a quién? Lo que estaba claro era que no se conocían y que parte de las virtudes de la gente que le rodeaba, ella se las sacaba de la manga, como por arte de magia. Lo malo era que luego se le olvidaba que aquellas bondades eran pura invención y se decepcionaba al quedar falsada su hipótesis.

Ante aquella fotografía, mientras la miraba con detalle, se dio por vencida.

Amaba llevar la razón. Pero odiaba profundamente llevarla en casos como aquel.

Y antes de cerrar el archivo, como para exculparse y sacudirse así la pena, dijo en voz alta:

“Lo bueno te lo puse yo”.